| Futsal Total |

O’Higgins se recuperó en el segundo tiempo y le dio vuelta el partido a San Martín

El Santo lo ganaba 2 a 0 pero el Bernardino lo empató en 43 segundos y pasó al frente sobre el final del partido para afianzarse como escolta de los punteros. San Martín acumuló su tercera caída al hilo.

A la búsqueda de un triunfo que le permita emerger de las últimas posiciones salió San Martín al gimnasio de la Margen Sur. El renovado Santo estuvo en partido durante la totalidad del encuentro, pero otra vez se quedó con las manos vacías, este sábado por la noche.

Con Cristian Alday (uno de los pocos jugadores que repite del plantel 2017) y Jorge Barría, San Martín soportó la primera parte ante un O’Higgins que no tuvo a Emanuel Salguero (ingresó en la segunda parte).

El Celeste manipuló el balón durante la mayoría del primer tiempo y San Martín no desesperó, con una buena tarea de Alday, aunque por momentos en inferioridad numérica ante las llegadas de O’Higgins.

Pero a los 6 minutos el Santo rompió los esquemas y se adelantó: el Chueco Barría observó adelantado a Inti Bogado y, desde la mitad de la cancha, colocó el balón por encima del arquero en un golazo que se ganó todos los aplausos.

Sin ser punzante en los últimos metros, la dupla técnica que conforman Daniel Ruiz y José Fuenzalida probó a Franco Ruiz y luego a Juan Vera, quien no estuvo acertado, con un lanzamiento al poste, y falló un penal.

Por una falta al arquero Bogado, el experimentado Elohim Martínez duró un puñado de minutos en cancha y vio la tarjeta azul, en un cierre de la primera etapa donde Vera volvió a tener dos chances y también Maximiliano Zalazar, todos impedidos del gol.

O’Higgins buscó soluciones en la ofensiva y probó a Fernando Dumenes, a quien también se le negó el gol en un remate al palo, previo pase del “Pipi” Oscar Flores.

Con la entrada de Salguero, Juanchi Fuenzalida pudo desplegarse unos metros más adelante, pero un contragolpe dejó la historia 2-0: comandó Jadiel Ormeño y éste cedió para el Chueco Barría, quien sentenció su doblete.

No obstante, sólo siete segundos más tarde (8:07), Jorge Fresco aprovechó una serie de rebotes para el descuento y, a los 8:50, puso la igualdad tras bajar la pelota con el pecho y sacar un bombazo a la parte alta del arco.

Lo que era un triunfo del Santo se vio en jaque y, con un relevo más parejo, O’Higgins se dedicó plenamente al ataque, con Juanchi Fuenzalida en tres cuartos de cancha para la conducción y un remate cruzado que pasó muy cerca del arquero Walter Delgado.

El desahogo del Bernardino se cumplió a los 18:36, cuando Vera apareció con toda su capacidad y mandó el balón a la red.

San Martín se quedó sin fuerzas para el final y todo fue de O’Higgins en el final, con una media vuelta que pasó cerca del propio Vera y una vaselina del Pipi Flores.

La última chance fue del Santo por una infracción de Fuenzalida que significó la sexta falta, pero Zalazar pateó al medio e Inti Bogado se hizo de la pelota para asegurar la victoria de O’Higgins, que luego del traspié en el debut parece empezar a encontrar su rumbo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *