| Futsal Total |

San Martín apareció tarde y Hor-Val se afirmó entre los ocho mejores

En la noche del viernes, San Martín no pudo dejar los puntos en su casa y Hor-Val sufrió demasiado, en el segundo tiempo, para llevarse la victoria por 8 a 6. El Rojinegro, con 15 unidades, mira con más confianza su entrada a los playoffs, mientras el Santo cedió otra posibilidad de salir de la zona baja.

Con sobresaltos, Hor-Val se impuso a San Martín en el Polideportivo “Eduardo Rogolini”, en un emotivo encuentro de la fecha 15 del Torneo Oficial de la División de Honor.

El 4-0 del elenco dirigido por José Cabral, al término del primer tiempo, pareció decisivo, pero la reacción del Santo modificó los planes de un partido donde San Martín volvió a demostrar su franca mejoría en relación a lo mostrado durante la primera ronda.

Un doblete de Eduardo Benítez orientó el comienzo para Hor-Val, que estiró gracias a los aportes de Facundo Armas (un ex-San Martín) y Franco Ríos, una de las figuras del partido.

Pero en la segunda etapa todo cambió, porque, de movida, un tiro libre de Hernán Ortíz se desvió en la barrera y superó a Lucas Martínez, y casi de inmediato Matías Martínez sacó un efectivo remate desde afuera de la bomba para el 4-2 parcial.

San Martín logró la motivación que no tuvo durante todo el primer tiempo para poner en riesgo la hipotética victoria de Hor-Val, que se amparó en las atajadas del propio Martínez, en un trámite que se volvió intenso en los dos arcos.

Una floja entrega de Walter Benítez en el fondo “rojinegro” permitió otro descuento de Hernán Ortíz, a los 9 minutos, y el envalentonado Santo acortó la diferencia en un contragolpe que condujo Walter Ferrigno, quien cedió para la conclusión al gol de Cristian Alday.

El partido derivó en el desorden táctico, estimulado en gran parte por las emociones, y de un tiro libre sin barrera, producto de una infracción de Marcelo Acosta, Alday convirtió el empate en cinco tantos.

Pero la acción no terminó ahí, porque Lucas Martínez interpretó que el ex-Hor-Val le gritó el gol enfrente suyo y lo siguió para recriminarle su actitud. Titulares y suplentes de ambos equipos se encontraron cerca de la mesa de control, en una larga discusión, y a fin de cuentas el árbitro Claudio Montenegro (en dupla con Eduardo Montecino) expulsó a ambos jugadores.

Reiniciado el juego, ingresó el juvenil Agustín Rivero al arco de Hor-Val, que sacó una diferencia crucial con los goles de Franco Ríos (en dos oportunidades) y Alejandro Fernández. En el primero de esos tres tantos, debió interceder otra vez Montenegro para retirar del cronómetro al dirigente Chepo Cárdenas, del elenco local.

En 16:40, tras un rebote, Pablo Sánchez le puso suspenso al partido y marcó el 7-6, pero Hilario Cabral, en otra segunda jugada, sentenció el juego con el octavo del Rojinegro, a los 18:15.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *