Luz y Fuerza logró el bicampeonato con una remontada formidable

El conjunto de Katu Suárez lo perdía 0-2 ante Sportivo pero reaccionó a tiempo, firmó el 4-2 y se consagró como el mejor de todos en el Torneo Apertura 2019, sumando su tercer título oficial en la historia.

En otra final que volvió a dar muestras del crecimiento del fútbol de salón riograndense, Luz y Fuerza repitió con victoria ante Sportivo por 4 a 2 (el primero había terminado 4-1) y consiguió otro título, además, logrando el bicampeonato consecutivo.

El gimnasio de la Margen Sur explotó de gente en las tribunas y le dio un marco ideal a un partido en el que Sportivo no tuvo margen de error, y si bien comenzó 2-0 arriba, en la segunda parte le dejó la iniciativa a Luz y Fuerza, que se encaminó a la remontada con un intratable Jonatan Barraza, autor de dos goles.

Empezó mejor el vigente campeón en busca de empezar a definir la serie, pero el arquero y capitán “albo”, Franco López, apareció para arrebatarle el gol tanto a Luis Mansilla como a Jorge Fresia, en el transcurso de los primeros minutos.

Pereyra encara a Kavy Navas. El primer tiempo fue favorable al Albo.

Y en un ataque de Sportivo, Gabriel Sánchez le dio el primero al Albo: se inclinó del medio hacia el borde derecho y, cuando se hizo un espacio frente a la marca de Jorge Fresia, sacó un puntazo izquierdo, a contrapierna, que amortiguó el “Gringo” Edgardo Alegre sin poder evitar que el balón ingresara al arco.

Los de Juan Sánchez se acomodaron, lograron la tenencia del balón y redoblaron sus ataques hacia el arco rival; y en una distracción de la defensa de Luz y Fuerza, el Laucha López le “colgó” una pelota perfecta a Lucas Vera, quien la bajó de pecho y sacó una volea brillante al ángulo lejano de Alegre.

En ese lapso, Gaby Sánchez fue el que mejor allanó los caminos de Sportivo, pero ni Gaby Ramírez ni el propio Vera alcanzaron a conectar los pases entre líneas del conductor.

Después del apuro, Luz y Fuerza levantó su nivel de la mano de Jorge Fresia y lo mantuvo en el segundo tiempo. Ingresó el “Pipi” Oscar Flores, aquejado por una lesión durante algunas semanas, y el ex-O’Higgins estuvo cerca de marcar en 7 minutos de juego.

Ayi Mansilla hizo un golazo en la parte complementaria.

Lucas Vera apareció con un disparo muy alto y la respuesta fue obra de Fresia, pero el Laucha López desactivó un violento disparo en el medio del arco.

Creció la figura de Ezequiel Pereyra, quien se comprometió con la distribución de la pelota ante un Sportivo que cada vez retrocedía más, y a los 11:30 llegó el descuento en una rápida intervención de Jonatan Barraza, en el área, con un buen giro que significó el 2-1.

Luz y Fuerza (que perdió por expulsión en el primer tiempo a Jonatan Salazar) fue con todo en búsqueda del empate y en otra acción similar al primer gol, recibió Barraza para poner el 2-2 en 12:44.

El Albo, acorralado, intentó salir del asedio con el ingreso de Enzo Rocha, pero después de la expulsión de Zety Pereyra por doble tarjeta amarilla, el Bebo Pérez anotó el 3-2 ante un rival desorientado.

Una seguidilla de goles en el segundo tiempo le dio la victoria a Luz y Fuerza.

Y el sello del triunfo y el bicampeonato llegó a los 15:35 del complemento, cuando Luis “Ayi” Mansilla cruzó al ataque en velocidad al tomar una pelota dividida, tiró un “sombrero” a Wladimir González, acomodó el balón y lo colocó contra el palo izquierdo del Laucha López; un golazo.

Si le quedaba alguna posibilidad al Albo, Lucas Vera se fue expulsado (también el Pipi Flores) y terminó de disiparse cualquier chance para Sportivo en el encuentro.

Luz y Fuerza, que ya se prepara para su participación en la División de Honor a nivel nacional, disfrutó el final y festejó en el gimnasio de la Margen Sur, que otra vez lo vio consagrarse como en el Torneo Oficial 2018.

En total, suma tres títulos contando el Torneo Oficial 2016, con Leonardo Felder en el banco de suplentes y Fabián Suárez (hoy DT), Ezequiel Ruiz y Jorge Fresia en cancha.

El Torneo Clausura 2019 se pondría en marcha en no menos de dos semanas, mientras los equipos tendrán la posibilidad de incorporar dos jugadores que se encuentren fichados por otro club de la Federación. En tanto, no tendrán restricción en cuanto a la cantidad de jugadores libres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *