| Futsal Total |

Río Grande no pudo en los penales y postergó su sueño en el Argentino de Cadetes

El conjunto riograndense igualó 3 a 3 en el clásico fueguino, por los cuartos de final, pero cayó 2 a 0 en los penales. Ushuaia enfrentará a Gobernador Gregores, verdugo de Pico Truncado. En la otra llave, el local Comodoro Rivadavia se medirá con Metropolitana.

En un jueves vibrante para el Torneo Argentino de Selecciones Cadetes, Río Grande perdió frente a Ushuaia y quedó eliminado del certamen en el clásico de Tierra del Fuego.

El elenco dirigido por Sebastián Sánchez llegó como favorito al duelo, sin embargo los capitalinos marcaron en los penales y terminaron 2-0 arriba en la tanda.

El entrenador Sánchez apeló a su quinteto habitual para iniciar el encuentro y la más clara del primer tiempo salió de un contragolpe que comandó Tomás Becco, quien terminó con un remate que alcanzó a desviar, con su pierna izquierda, el arquero Marcos Ponce.

Con pasajes de intermitencia, Río Grande tuvo mayor posesión que Ushuaia, aunque no pudo clarificar sus opciones y el conjunto de Cristian Vargas terminó mejor la primera etapa, más cerca de la bomba rival.

Recién en el inicio del segundo tiempo se abrió el marcador, cuando Nelson Barrientos disparó rasante en un tiro libre, la pelota traspasó la barrera y sorprendió al arquero, en el 1-0 de Río Grande.

En la medianía del complementó empardó Ushuaia, con dos toques rápidos y un rebote del arquero Néstor Ramírez que capturó Mateo Casanova para mandar a la red.

Pero en cuestión de segundos se repuso Río Grande porque un lateral cayó al área rival, Ponce se desentendió con un compañero y la pelota le quedó a Joaquín Godoy, quien definió con el arco vacío.

De un lateral nació el empate agónico de Ushuaia que derivó en el alargue: Casanova jugó un lateral largo, Santiago Morais le ganó a su marca y remató de volea, y tras la intervención del arquero Ramírez, León Muñoz apareció por el perímetro del área para marcar el 2-2.

El primer tiempo suplementario, con mayor tensión aún, tuvo otra vez arriba a Río Grande, que después de un aviso al travesaño por intermedio de Barrientos, pasó al frente en una diagonal de Tomy Becco para el posterior zurdazo de Joaquín Villarroel, a 39 segundos del final.

Cuando parecía que el triunfo era para Río Grande, Agustín Aranda aprovechó la última posesión, paró de pecho un lateral y disparó de sobrepique. La pelota se filtró entre varios jugadores y finalmente ingresó por el medio del arco para el 3 a 3.

En la tanda de penales, Río Grande comenzó con Barrientos, quien estremeció el travesaño, y a continuación fue el turno de León Muñoz, para la conversión ushuaiense.

Joaquín Godoy, de Río Grande, se encontró con la resistencia del arquero Ponce en un tiro al medio del arco, y la sentencia del partido la dio Casanova, para desatar el festejo ushuaiense.

Tras haber sido tercero en las ediciones 2016 y 2017, Río Grande se despidió de manera anticipada en Comodoro Rivadavia, donde Ushuaia intentará lograr su segundo título en la categoría.

En el resto de las llaves se clasificaron Gobernador Gregores (rival de Ushuaia), Metropolitana y el local Comodoro, que superó sin problemas a San Rafael.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *