Río Grande quedó a un paso de la permanencia en el Torneo Argentino “A”

Río Grande goleó 6 a 3 a Gualeguaychú, en su tercera presentación, y quedó muy cerca de conseguir el primer gran objetivo de mantener la categoría, siendo escolta de Comodoro Rivadavia en la Zona B.

Fotos y texto: Hernán Romero

Afortunadamente, el elenco fueguino tuvo la eficacia y la resolución que también supo tener en el debut, pero del cual había carecido en el juego anterior ante Tucumán.

Apenas en la primera aproximación del partido, Gabriel Sánchez escapó por banda derecha, eludió al arquero con una pisada hacia afuera y casi sin ángulo, tocó atrás para el remate sin arquero de Lucas Vera, y la apertura del marcador.

No pasó más de un minuto para que Jorge Fresia robe en posesión de Gualeguaychú, y pese a sufrir un planchazo terrible, continuó su carrera mano a mano con el arquero, y tocó a la izquierda para el toque de Gaby Sánchez a la red, y el 2-0 que daba mucha tranquilidad antes de los cuatro minutos de juego.

A partir de allí, Río Grande asentó su juego, se hizo fuerte con la circulación de pelota, y ganó confianza minuto a minuto para jugar siempre con la necesidad de un Gualeguaychú que brindaba muchos espacios en el fondo para el juego largo.

Cerca de los 16 minutos, fue el turno de una gran definición Nicolás Fernández, quien cuando parecía que se diluía su proyección por derecha, en lugar del buscapié al segundo palo definió entre el arquero y el primer palo, para una linda conquista que fue el tercero riograndense.

Ese resultado sería el definitivo al descanso, y el inicio del complemento ya mostró evidencias de lo que sería hasta el cierre del partido, con Gualeguaychú mucho más adelantado en el campo, presionando muy alto, pero sin respuestas a la hora del retroceso.

En ese primer tramo, más acentuado que en el primer tiempo, fue importantísimo el trabajo de Zety Pereyra para los cierres a las espaldas de los alas, en tanto que a la hora de recibir la presión rival, el de Luz y Fuerza fue la claridad para la salida, junto a Gabriel Sánchez y, ocasionalmente, Jorge Carrillo.

A los 5 minutos del complemento, Patricio Guerrero tuvo sus primeros minutos de juego en el Argentino A (había entrado únicamente en dos ocasiones para patear tiros libres sin barrera), y el jugador de Sportivo contó con una chance en tres cuartos, y la mandó al fondo del arco con un derechazo potente y bajo.

Rápidamente la respuesta rival llegó, con el descuento de Simón González, pero Río Grande se mantuvo sereno, y aprovechó los últimos veinte metros de la defensa rival para florearse de contragolpe, ante un equipo entrerriano que, sin ideas, presionaba desesperado viendo escaparse sus chances de permanencia en la élite nacional de selecciones.

Con mucho tiempo por jugar pero las cartas echadas de una manera muy favorable, los dirigidos por Sánchez y García supieron manejar la ansiedad de contragolpear y jugaron con los tiempos del partido, mostrando inteligencia y eficiencia en cada pase, además de replegar líneas y no complicarse cuando la situación lo ameritaba.

Jorge Fresia se fue en una de tantas en velocidad, pero con ventaja, remató al primer palo para sorprender y poner el 5 a 2, tras un descuento de Lucas Alfieri, y el último tercio vendría una nueva conquista entrerriana, obra de Emmanuel Esponda, justo minutos después de la buena individual y definición a la red de Lautaro Leiva.

Más allá de la victoria de Comodoro Rivadavia, el triunfo de Río Grande lo mantiene en segundo lugar, pero sumando puntos importantes para la tabla general, la cual se definirá este miércoles, con el elenco fueguino enfrentando nuevamente a los tucumanos por la cuarta fecha de 1° vs. 4° y 2° vs. 3°.

Comodoro lidera la Zona B con 6 puntos; Río Grande tiene 4, Tucumán 2 y cierra Gualeguaychú, sin unidades.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *