| Futsal Total |

Desafíos y objetivos para el futsal de Río Grande en 2018

Con la reanudación del Torneo Clausura 2017 en el mes de marzo comenzará la actividad salonera. La selección local y la conformación del calendario, entre las prioridades para el 2018.

Se palpita un nuevo año en el calendario del fútbol de salón riograndense y, a la espera de que se complete el segundo torneo del 2017 en sus tres categorías (División de Honor, Copa de Oro y Copa de Plata) a partir de marzo, varios temas aparecerán en el tintero para la dirigencia local.

Como sucedió en los últimos años, el Torneo Argentino “B” de Selecciones Mayores (ahora dividido en Zona Sur y Norte) será uno de los primeros campeonatos del calendario de la Confederación Argentina de Fútbol de Salón (CAFS), si bien aún no está confirmado el cronograma 2018, que quedará asentado en el Congreso de dicha institución.

Por ello, la selección de Río Grande, que desde 2013 está en la segunda categoría, deberá organizarse pronto en pos de participar y buscar el ansiado ascenso en lo que sería su tercera participación en cinco años.

La última edición en Caleta Olivia, donde Río Grande fue eliminado en la primera ronda, contó con varias selecciones, por lo que la cita tomó, no sólo mayor jerarquía, sino también una seria disputa por la cantidad de participantes. Ese campeonato quedaría asentado no más allá del mes de junio en el calendario CAFS.

En el plano local, el desfasaje del Clausura 2017 obligará a replantear qué tipo y duración tendrá el/los torneo/s 2018, contemplando la participación de algún representante riograndense en certámenes nacionales y el Torneo Provincial, que de no mediar ningún inconveniente volvería a realizarse este año, en conjunto con la Federación Ushuaiense.

Precisamente, el retorno del campeonato provincial fue uno de los puntos altos del año pasado, aunque en la planificación del actual deberá entrar en consideración para no superponer fechas en el tramo final de la temporada.

Por último, aproximadamente en el mes de octubre estará en juego una nueva División de Honor y, aunque no está claro si la Federación Fueguina contará con una o dos plazas, la responsabilidad de participar (y cuidar esos lugares) será de los clubes, en el mayor desafío deportivo para una institución en la órbita nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *