Un cabezazo de Lucas Vera le dio la primera alegría a Río Grande en el Argentino A

Fotos y texto: Hernán Romero

Y se dio por fin. Río Grande volvió a sumar puntos en la élite de Selecciones Mayores, tras un duro debut. Finalmente, ante Tucumán, el elenco dirigido por la dupla Sánchez-García consiguió el primer triunfo en su vuelta al Argentino A, por la segunda fecha de la Zona B, en la cual ahora comparte posición de escolta justamente con su rival de este lunes.
Río Grande superó por la mínima diferencia de 1 a 0 a los tucumanos con gol de cabeza de Lucas Vera, en el último tercio del complemento.


Fue un encuentro donde Río Grande pudo plasmar su dinámica de juego y sus variantes, pero un poco más en el primer tiempo, que en un complemento donde las cosas se nivelaron y hubo muchos cuidados a la hora de pasar la mitad de cancha.
Hubo una primera etapa con muy buenos cinco minutos de Río Grande, con los titulares que fueron Zetty Pereyra, Jorge Fresia, Gabriel Sánchez y Lucas Vera, aunque luego la intensidad y sobre todo la precisión disminuyó, y por ello Tucumán tuvo tres contragolpes muy peligrosos que bien podrían haber sido la apertura del marcador para los norteños.


Pasada la mitad de la etapa el ingreso de Gabriel Cejas fue positivo, entregándole a Río Grande un poco más de profundidad, aunque el cierre de la etapa fue con Lucas Vera siendo determinante para hacer fuertes los ataques en base a la potencia física, aprovechada especialmente en los balones parados.

Tucumán defendió por momentos en tres cuartos de forma compacta, provocando espacios en el fondo que no fueron aprovechados por la velocidad de Sánchez y Cejas, aunque en esos primeros minutos fue bueno lo de Fresia en materia individual, obligando en varias ocasiones al arquero rival a desparramarse en el parqué del Polideportivo Roberto Ivovich.
En casi todo el complemento las cosas no surgieron como esperaba Río Grande, que si bien tenía momentos de buen juego y generaba peligro al arco tucumano, contrastaba con desatenciones importantes que no fueron capitalizadas por su rival.


Promediando la etapa, un penal por infracción a Lucas Vera dentro del área pudo ser la apertura del marcador, pero Patricio Guerrero entró para ejecutar, igual que ante Comodoro, aunque esta vez el arquero tucumano Rubén Ríos tapó el remate fuerte al palo derecho.
Fue un partido muy chivo pensando ese tipo de desarrollo, donde las ocasiones y los espacios están, las oportunidades de contragolpe aparecen, pero no hay efectividad como en el primer día. Si bien todo indicaba que el gol estaba al caer, no llegaba, y Tucumán con poco, complicaba.

Afortunadamente, pasados los doce minutos la incertidumbre se disipó bastante, cuando apareció tras un córner rápido el cabezazo de Lucas Vera, de pique al piso para el 1-0 y el total desahogo.


Tucumán comenzó a sufrir contra el resultado y el reloj, y Río Grande defendió con uñas y dientes la ventaja, con mucha entrega por parte de Fernández, Fresia, Ramirez, pero con la claridad de Zetty Pereyra y Gabriel Sánchez en los intentos de salir jugando, siempre por abajo.
Tuvieron buenos minutos mientras ingresaron también Jonatan Salazar, Gonzalo Fernández y Jorge Carrillo, este último sumando sus primeros minutos con una oferta de frescura en el juego asociado. Sobre el cierre, una de las malas fue la lesión de Gabriel Cejas, que sufrió una lesión en su rodilla izquierda y se perdería lo que resta del torneo.

En tanto, también se retiró con alguna molestia y exclusión por doble amonestación el arquero Maximiliano Trepatt, de sobria actuación, e ingresó para el último minuto el “Laucha” Franco López, quien tuvo una sola de peligro, y resolvió en buena forma, para complementar lo hecho por su colega, y cerrar la merecida pero sufrida victoria de Río Grande; importantísima de cara al primer objetivo que es cerrar la primera fase con clasificación a cuartos de final.
Grande sumó dos puntos valiosos ante el que había ganado en la primera fecha, y ahora le queda medirse contra el rival, a priori, más accesible, Gualeguaychú, este martes a las 15:30, aunque es conocido por todos que en este Argentino A no hay tiempo de relax, menos aún entrando en la etapa de definiciones de grupo.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *